Noticias

La frutación y las posibles pistas de salida

Francisco Chamberlain, s.j.

¿Por dónde puede caminar la escena y vida pública en Ayacucho? La pregunta no permite tener respuestas muy claras, porque es difícil, casi imposible, de ver por dónde quiere llevarnos el actual Gobierno Regional (GRA). Nadie en su sano juicio puede pedir al GRA que haga milagros, pero sí pistas por donde avanzar en asuntos cruciales como la salud y la educación. En estos dos temas la MCLCP-A ha concentrado su atención durante lo que va de este año.

En estos dos asuntos la respuesta del GRA al pedido del diálogo del gobierno con la civilidad ha sido de desinterés o de incapacidad. La apertura al diálogo simplemente no existe.

¿Es posible empezar de salir de esta frustración y la cerrazón al diálogo? Se trata sin duda de una pregunta abierta, pero la misma pregunta puede despertar nuevos rumbos para afrontar la situación de Ayacucho. En la conversación la semana pasada con Julio Díaz Palacios, él sugirió que ampliáramos nuestra visión y entráramos en conversaciones con Huancavelica y Apurímac. Es decir, con los tres departamentos o regiones que de hecho forman un bolsón histórico de postergación y de pobreza. La conversación con nuestros compatriotas de Huancavelica y Apurímac puede ciertamente ampliar nuestra visión y ofrecer pistas conjuntas de cómo abordar los problemas que tenemos y demandar pistas de solución no sólo de los gobiernos regionales, sino del estado peruano en su conjunto. No se trata sin más de construir una mega-región, pero sí de reconocer que tenemos mucho en común, y por eso,  afrontar comúnmente nuestros problemas y posibilidades puede abrir pistas para el futuro. Podemos conjuntamente llamar la atención a todo el país. De eso se trata.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba