Humanizando para la paz

ESPERE – Escuelas de perdón y reconciliación

¿QUÉ SON LAS ESPERE?

ESPERE son las Escuelas de Perdón y Reconciliación Grupos de 15 a 20 personas dispuestas a sanar sus heridas internas, y asumir autocuidado, fomentando el perdón y la reconciliación.

ESPERE promueve el perdón como estilo de vida, para estar libre de los sentimientos negativos como la rabia, el resentimiento y los deseos de venganza que envenenan la vida, y anima a asumir sentimientos positivos como la alegría, entusiasmo y paz. Sin dejar de lado la lucha por la justicia.

El perdón es un regalo para uno mismo. La reconciliación es confianza

OBJETIVO

Facilitar herramientas teóricas – prácticas para vivir experiencias de perdón y sanar heridas causadas por diferentes violencias vividas y generando bases para la reconciliación.

ANTECEDENTES

ESPERE es una propuesta elaborada por la Fundación para la Reconciliación de Colombia; desde donde se ha expandido a más de 20 países, entre ellos: Perú, Brasil, Argentina, México, Santo Domingo, Sudáfrica, EE.UU, Canadá, y otros.

El Instituto de Fe y Cultura de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (jesuitas), promueve las ESPERE a nivel nacional, en: Piura, Cusco, Chiclayo, Arquipa, Lima, Moquegua, Tacna y Ayacucho.

El Centro Loyola Ayacucho es la institución responsable de implementar las ESPERE en Ayacucho.

¿POR QUÉ LAS ESPERE?

Por que es necesario enfrentar causas de la violencia interpersonal que generan otros tipos de violencia y que reconocemos en las 3R: Rabia, resentimiento y rencor.

Vivimos en un contexto de Post Conflicto armando interno, y es necesario recuperar la confianza, restablecer los vínculos entre las personas, humanizarnos para caminar a la reconciliación y a la construcción  de una cultura de paz.

¿PARA QUÉ LAS ESPERE?

Para sanar por dentro y desarrollar sentimientos y emociones positivas, recuperar nuestra humanidad, y crear una convivencia pacífica. Recuperando nuestras tres S perdidas por la 3R: seguridad de nosotros mismos, sociabilidad y sentido de vida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba